domingo, 9 de septiembre de 2007

Exodoncia de terceros molares retenidos.

Od. Varalli Lucas*

Se denominan “dientes retenidos” (dientes incluidos, impactados) aquellos que una vez llegada la época normal de erupción quedan encerrados dentro de los maxilares, manteniendo la integridad de su saco pericoronario.
La exodoncia de los terceros molares retenidos ocupan un gran porcentaje de casos en la práctica quirúrgica oral y requiere de gran habilidad en la técnica, como así también de un correcto diagnóstico y manejo postoperatorio.

Estudio clínico y radiográfico de los terceros molares retenidos

El diagnóstico de un diente retenido se realiza por los medios clínicos de la inspección, la palpación y por el examen radiográfico.
Inspección. La ausencia del tercer molar en la arcada puede hacer sospechar la retención.
Palpación. La investigación por medio de la palpación puede confirmar la existencia, notando aumentos de volumen en las tablas óseas.
Exámenes radiográficos. Desde el punto de vista técnico podemos clasificar a los métodos radiográficos en; técnicas intraorales, radiografías oclusales y técnicas extraorales. Dentro de las primeras consideramos a la radiografía periapical como el método mas utilizado en la cual debemos prestar especial importancia en la corona, raíz, posición y relación con estructuras vecinas (segundo molar, elementos vasculonerviosos, seno maxilar, etc). Las radiografías oclusales son utilizadas para estudiar los detalles de los elementos que se encuentran en sentido bucolingual. Las técnicas extraorales son utilizadas en reemplazo de las técnicas antes mencionas como son los casos de apertura bucal limitada por trismus severos, procesos inflamatorios locales o nauseas pronunciadas. Hay que destacar la importancia de la ortopantomografía como método de diagnóstico de rutina. Otros métodos auxiliares, utilizados para casos de localización y relaciones más complejos, son la Tomografía lineal y la Tomografía axial computada.

Técnica Quirúrgica Caso Clínico

Paciente de sexo femenino de 40 años de edad que concurre a la consulta por presentar dolor agudo en zona del segundo molar inferior derecho acompañado de mialgia maseterina debido a un trismus moderado.
Se realiza el estudio radiográfico de rutina (Ortopantomografía) (Fig. 1) para identificar posición del tercer molar inferior retenido, como así también la exploración clínica preoperatoria (Fig. 2).
Se lleva a cabo una incisión lineal en cara distal del segundo molar inferior e intracrevicular de la misma pieza, sin descarga vertical y se talla un colgajo mucoperióstico (Fig. 3).
Con instrumental rotatorio (fresa de carburo Nº 8) se realiza la ostectomía hasta identificar la corona dentaria (Fig. 4), y con fresa de fisura y escoplo se realiza la odontosección de la pieza dentaria (Fig. 5).
Con un elevador tipo Winter lanceolado se lleva a cabo la luxación y extracción de la corona dentaria (Fig. 6) y con el mismo elevador se realiza la luxación y exodoncia de la porción radicular siguiendo la dirección de la raíz (Fig. 7).
Luego de realizada la toilette de la herida, se sutura a puntos separados según arte con hilo de seda 3-0 (Fig.8).
La radiografía postoperatoria demuestra el lecho postoperatorio sin ningún resto dentario (Fig. 9).
En la Fig. 10 se puede evaluar el postoperatorio a distancia con correcta cicatrización de los tejidos blandos.


Od. Varalli Lucas*
* Docente Cátedra Cirugía “B” U.N.L.P. Fac. Od. La Plata
Postgrado Cirugía Bucomaxilofacial, Colegio de Odontólogos de La Plata.
Concurrente Ad-Honorem ”Servicio de Cirugía y Traumatología Bucomaxilofacial del Hospital San Juan de Dios de La Plata”.